RSS

Estrategias de Seduccion

06 Jun

Por:

Lord Amadeus

Con la experiencia he descubierto que tener éxito con las mujeres consiste principalmente en hacer las cosas bien, mantener el juego interno correcto, la estrategia y la mentalidad indicadas. Tener éxito también consiste en evitar ciertas cosas, en dejar de tener ciertos comportamientos que hacen que demos una imagen nuestra que resulta del todo poco atractiva. Tener una cita con una mujer implica que hagas las cosas correctamente, de lo contrario te encontrarás con que ella va a al baño, luego regresa y recibe una “misteriosa” llamada telefónica donde le notifican de una urgencia que requiere de su presencia inmediata, por lo cual “lamentablemente” tiene que dejarte.

Hoy te voy a dar una lista de cosas que debes hacer, y en mis descripciones de cada una te indicaré que es lo que debes evitar y estar atento para hacer. La seducción es como un juego, tienes que estar pendiente de hacer los movimientos indicados y de evitar los movimientos errados. Quizá otra buena metáfora es decir que la seducción es como bailar, nadie querría bailar con un torpe que sólo pisa y se mueve mal, así que para aprender el arte de la seducción tienes que aprender a moverte con soltura, con precisión, con armonía.

42-16529692

1. Cuando hagas una broma no termines diciendo “mentira…” o “es por molestar”:Una buena forma de divertirte es hacerle bromas, es molestarla un poco, en tono bromista pero manteniendo la ambigüedad. Es lo que David De Angelo llamaba la “comedia arrogante”, bromeas con ella, y le dices cosas con tono serio pero con contexto de broma. Por ejemplo le dices “mmm, por un momento pensé que lo nuestro funcionaría, pero es un hecho que eres toda una monja y prometí nunca meterme con religiosas” (con lo cual aludes a que quizá es un poco puritana). Ese tipo de bromas están muy bien, y el contexto hará que ella se ría o te diga el tan esperado “¡Qué malo eres!”. Pero arruinarás todo si cada vez que haces un comentario así dices “mentira…” o “era molestando.” Suena tonto, y además suena como si en el fondo temieras que ella se lo tomara muy en serio y se molestara.

¿Qué deberías hacer cuando ella se molesta por una de tus bromas? Bueno, a veces pasa… Y no han sido pocas las veces en que he hecho bromas y me he encontrado con que he herido alguna susceptibilidad o me he pasado de la raya. Recuerdo una vez que conocí a una mujer que era bastante vanidosa, opté por hablar con ella y lanzarle un nega en algún momento, el nega que utilicé fue el siguiente “vaya, ¿siempre eres tan insufrible o estás medicada?” Fue evidente su molestia, mi respuesta fue la siguiente “oye, relájate, tómatela suave”. O también respondo “mmm ¿has tenido un mal día?” y luego hago cara de aburrido, insinuando que ella es aburrida (no hay cosa que más detesten las personas y es que las tomen por mal geniadas y aburridas, no tardarán en demostrarte que no son así). A continuación tendrás que voltear hacia donde están tus amigos, u otra mujer y empieza a hablar con ellos. Otra respuesta puede ser decirle “mmm… que seriedad”.

He descubierto que en estos casos pedir disculpas no lleva a nada salvo a que seas tomado por tonto, lo mejor es justificar tu broma y devolverla a la otra persona como si fuera demasiado seria, rígida, incluso aburrida. ¿Qué provoca esto? Si bien ella pueda seguir con el mal genio, tu no estarás mostrando que te arrepientes de tu apunte. Es mucho mejor que responder como he visto que hacen algunos “oh, disculpa… no era mi intención”, cuando dices eso lo que ella escucha es “Oh, lo siento… por favor, por favor, por favor no me desapruebes, todavía me aceptas, ¿verdad?”

Con el tiempo he aprendido a ser provocador, polémico, y he descubierto que eso queda en la memoria por encima de ser un experto en disculpas (ojo, no estoy diciendo que no aceptes cuando te equivocas y hieres a alguien y que en esos casos te disculpes, hablo de contextos sociales competitivos donde es necesario mostrar poder, seguridad y carácter y llevar hasta las últimas consecuencias tu personalidad).

Las mujeres no desean hombres que se afecten por la opinión de nadie. Desean hombres con valor y que sean autónomos de la opinión de otras personas (incluso la de ellas mismas). Es el miedo de algunos hombres a la desaprobación lo que hace que ellos mismos pierdan valor delante de las mujeres (y de cualquier otra persona). Yo a veces soy odioso por mi carácter, lo que he encontrado es que al final las personas terminan apreciándolo más que a la persona estilo “Ned Flanders”.

2. No sigas preguntándole si “está bien”: Preguntarle a alguien si se encuentra bien cuando están llorando puede ser un indicador de que te interesa cómo está, pero si le preguntas a una mujer si “¿estás bien?” durante una cita es algo que no deberías hacer. Cuando lo preguntas ella siente tu necesidad de aprobación, lo que ella escucha es a alguien diciéndole “¿voy bien? ¿estoy por buen camino contigo?”. Más patético es imposible.

El sólo acto de preguntar lleva a que la dinámica de la cita cambie. Hace que si las cosas van bien, ella piense “está inseguro, en serio le gusto” Y eso hace que telegrafíes el interés desde la perspectiva opuesta. Quiero hacer una anotación, no siempre está mal que ella sepa que le gustas, eso hace que no te vea neutro (que es lo peor que puede pasar, cuando ella te dice algún día “oh, jamás hubiera imaginado que estabas enamorado de mí”, eso significa que lo has hecho todo mal, el enamoramiento o gusto no es algo para ocultar, pero si algo para mostrar con cierto disimulo, dejando pistas subliminales aquí y allá, dejando pistas contradictorias.

La preocupación por que las cosas salgan mal terminará por volverse una profecía de autocumplimiento y, finalmente, una realidad. Si esperas lo peor eso mismo sucederá, si esperas lo mejor eso también sucederá.

De hecho, a veces las citas no salen lo bien que esperas, y eso muchas veces no depende de ti, sino del estado de ánimo o cosas de la otra persona. No deberías tomarte eso muy a pecho o presionarte demasiado, después de todo no tienes la obligación de ser un show man, simplemente relájate y deja que las cosas fluyan sin presionarlas demasiado.

3. Respira durante la conversación: cuando hables no lo hagas rápido, algunas personas hablan a toda velocidad temiendo que si hablan a una velocidad normal pierdan el interés. El punto es el siguiente: en una conversación no solo tus palabras hablan, sino también tu energía, tu mirada, y todo tu lenguaje corporal. Y algo que también habla es tu respiración, si hablas siguiendo el ritmo natural de tu respiración entonces lograrás que tus palabras resuenen más y que incluso tenganun efecto hipnótico en las personas. Respirar normalmente mientras hace que cuando conversas tengas pausas naturales entre tus palabras, y eso lleva a que las personas sientan anticipación por lo siguiente que vas a decir. También es bueno que si estás interrumpas intencionalmente tus palabras bebiendo algo, eso hace que también generes anticipación por lo siguiente que vas a decir. Respirar y ser consciente de tu respiración ayuda a que estés menos ansioso y a que te relajes, incluso ayuda a que pienses mejor. Aprender a manejar el silencio es un arte. No todos los silencios tienen que ser incómodos, no siempre las cosas tienen que estar cargadas de palabras para que sean interesantes.

4. Nunca digas muchas cosas de ti mismo a las personas: No dejes que todos te conozcan, o que todos puedan descrifrarte, da tu atención a algunos, con otros muéstrate reservado, y cuando digas cosas personales de ti hazles sentir que son privilegiados porque les has dado tu confianza y porque sientes que puedes confiar en ellos. Uno de los mejores halagos que puedes recibir de parte de una mujer es cuando te dicen “wow… si que eres una caja de sorpresas”, es decir, poco a poco van descubriendo cosas de ti que las van animando y que les despiertan interés y curiosidad.

5. No dejes que los demás te interrumpan cuando hablas: La dominancia resulta ser muy atractiva. Liderar es atractivo. Dejar que otros te interrumpan (y peor aún) que cambien el tema mientras hablas no es para nada atractivo. Si es una charla en tono de burla o chiste puedes dejarlo pasar, pero jamás si lo que dices es importante. Si intentas contar una historia o si deseas indicar un punto no dejes que NADIE te interrumpa. Puedes contrarrestar las interrupciones levantando tu voz, o simplemente diciendo “estoy hablando”. Sigue tu discurso, no intentes hacerlo más corto, y acompáñalo con gestos grandielocuentes con tus manos.

6. No te rías solo por cumplir: Yo me pregunto, ¿cuántas veces al día nos reímos por cosas realmente divertidas? Yo diría que muy pocas, pero la verdad es que nos andamos riendo cada rato por ser diplomáticos o políticamente correctos o simplemente por establecer rapport. Pues eso funciona muchas veces. De hecho la risa falsa se da por varias razones: la primera es porque estamos nerviosos o ansiosos, la segunda es porque buscamos aprobación de los demás, y la tercera es porque deseamos aprobar a otras personas (y hacerlas sentir bien), pensamos que la otra persona se va a sentir mal porque no nos reímos de su mal chiste, o creemos que no reírnos sería una muestra de falsa cortesía. Se tiene miedo de que si no nos reímos no gustaremos tanto, o que no seremos tan aceptados. Lo que propongo es que la próxima vez que te digan algo y no te caiga tan en gracia simplemente esboces una ligera sonrisa (la idea es que tampoco parezcas un sociópata que no entiende el valor social de la risa), lo que quiero decir es que las mujeres se dan cuenta cuando haces una risa falsa y cuando es verdadera, así que simplemente puedes mostrar personalidad al mostrarte cortés (con un movimiento de labios) pero sin reírte totalmente porque el apunte no te despertó una risa hilarante.

Disculpen la demora en postear, es solo que ya no me queda tanto tiempo como antes. Estoy pensando en otras maneras de comunicación que no sea escribiendo, sino hacer sólo audios. Estoy buscando programas para combinar video y diapositivas, vamos a ver qué resulta, espero que sean alternativas de su interés. El punto es que escribiendo un post me demoro dos horas, teniendo en cuenta la labor de documentarme, leer, redactar, pensar y eso, grabando un audio son 15 minutos, lo mismo con un video. Hay otras páginas que mantienen publicaciones diarias, incluso varias veces al día, la razón es que son varias personas escribiendo, en este blog sólo escribo yo, esa es la razón de que la frecuencia últimamente sea tan escasa. Estoy pensado muy en serio cómo poder comunicarme más frecuentemente. ¿Me gustaría saber qué piensan? ¿Se les ocurren ideas?

A Conquistar!

 
1 comentario

Publicado por en 6 junio 2011 en Seduccion

 

Una respuesta a “Estrategias de Seduccion

  1. Ruben

    7 junio 2011 at 3:44 AM

    es mejor los audios
    esa es mi opinion
    suerte

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: